Observan el posible nacimiento de una supertierra

TW Hydrae, una joven estrella similar al Sol, parece estar engendrando un planeta a la distancia de una unidad astronómica, la misma que media entre la Tierra del Sol.

 

Una colaboración internacional ha conseguido resolver con un detalle sorprendente la estructura del disco protoplanetario de TW Hydrae, una estrella de unas 0,8 masas solares y apenas 10 millones de años de edad (la edad del Sol se calcula en 4.600 millones de años) situada a 175 años luz de la Tierra.

Gracias a una serie de observaciones efectuadas con la batería de radiotelescopios ALMA, en Chile, los investigadores han detectado que el disco de polvo que rodea al astro se encuentra hendido por finos espacios huecos con forma de anillo. Dichos surcos corresponderían a planetas en formación que, en su órbita alrededor de la estrella, habrían barrido el gas y el polvo situados en su camino.

TW Hydrae es el disco protoplanetario conocido más cercano a la Tierra. Además, se encuentra orientado de cara a nuestro planeta, por lo que proporciona una panorámica excepcional para su estudio. El nuevo trabajo, dirigido por Sean Andrews, del Centro Smithsoniano de Astrofísica de Harvard, y publicado la semana pasada en The Astrophysical Journal Letters, ha analizado la luz procedente del disco en una longitud de onda de 870 micrómetros, lo que corresponde a las emisiones de las partículas de polvo de en torno a un milímetro de diámetro.

El equipo ha conseguido fotografiar el disco con una precisión de hasta 20 milisegundos de arco, lo que para TW Hydrae equivale a una distancia de una unidad astronómica (UA); es decir, la misma que media entre la Tierra y el Sol (unos 150 millones de kilómetros). Hasta ahora, la misma estructura de un gran disco de polvo surcado por finos espacios vacíos solo había sido observada en el sistema protoplanetario de HL Tau, un astro diez veces más joven que TW Hydrae y casi tres veces más lejano.

Los surcos de TW Hydrae que los investigadores creen asociados a la formación de planetas se encuentran a 1, 20 y 40 UA del astro, por lo que serían equiparables a las órbitas de la Tierra, Urano y Plutón, respectivamente. En su artículo, los autores avanzan la posibilidad de que el surco situado a 1 UA corresponda a la formación de una supertierra; es decir, un planeta más masivo que el nuestro pero no tanto como para ser considerado un planeta gigante del tipo de Neptuno o Urano. En caso de que esta posibilidad se viese confirmada por futuras observaciones, TW Hydrae se convertiría en un sistema único para estudiar la formación de esta clase de exoplanetas.

 

 

Wednesday, June 05, 2019 Super User Policiaca 4322
Informe de desaparición de dos jóvenes originarios de Huauchinango.