trienio.com.mx

Campañas de flojera por parte de candidatos a la diputación local

Campañas de flojera por parte de candidatos a la diputación local

José Santorini

Xicotepec de Juárez, Pue.-  Sin propuestas solidas, llenas de pereza y carentes de carisma, es como los candidatos a la diputación local por el  Distrito 1 de Xicotepec, han desarrollado sus  campañas en lo que va del proceso electoral.

El cinismo de estos aspirantes a los cargos públicos a evidenciado que  solo buscan ganar los comicios  sin hacer campañas mediáticas,  que buscan llevar agua a su pozo colgándose  las propuestas de sus compañeros de formula y de paso pretenden colocar a sus familiares dentro de la función pública.

Para Guadalupe Esquitín Lastiri candidata por la coalición  “Por Puebla al Frente”, su estrategia de trabajo es el copia y pega de las propuestas de Paty Valencia, quien busca la diputación federal y de Martha Erika Alonso que va por la gubernatura.

Su parentesco con Juan Carlos Lastiri Quirós, candidato del PRI al Senado de la República y  el ser hermana de diputado local  José Domingo Esquitín Lastiri, le permitió tener el “palancazo” para ser la abanderada de la coalición, aunque está claro que carece de convicción política.

El caso de Minerva Castillo Lafarja  quien busca el cargo por la alianza “Juntos Haremos Historia”, es penoso, desgastada por el tiempo ha demostrado que solo vive del recuerdo y que su única posibilidad de ganar los comicios es que sea arrastrada por el voto que la gente deposite en  Andrés Manuel López Obrador.

Llevando una campaña   triste y desolada es Castillo Lafarja, pocos son los que conocen su trayectoria y solamente  figura al momento de levantarle la mano a sus compañeros;  no ha podido presentar sus propuestas legislativas, su inminente derrota podría ser el acabose de su carrera política aunque antes de irse podría dejar bien acomodado a su hijo Julio Cesar Cruz Castillo, algo que ya pudiera estar negociado.

Otra que no se queda atrás es Zenorina González Ortega, la elegida del PRI, una carta desgastada y arcaica que ya tuvo la oportunidad de estar en el curul en el Congreso del Estado, con resultados realmente pobres.

Zenorina, se vio favorecida por la carencia de perfiles jóvenes en el PRI y aprovecho sus buenas relaciones para ser nominada, sin embargo su imagen ya no es la misma, la mala elección del tricolor podría cobrar factura en el intento de recuperar la silla de la legislación estatal, el descalabró es más que inminente, por lo que ha optado por llevársela de “a muertito”.

El caso del maestro Jaime Bonilla Cruz de Nueva Alianza, ha sido la clara muestra del político sin persuasión, que solo busca hacer uso presupuesto de campaña para beneficio propio y sin el menor interés de tocar puertas.

El trabajo del docente es desconocido, fuera de los reflectores público y cual títere del sistema, a rayado en el ridículo desde que se registró como candidato a la alcaldía y sin duda su mayor logro será el  aparecer  en las boletas.

El que le hace segunda es Salvador Aníbal Escamilla Hernández  aspirante al cargo por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), de este buen samaritano no se sabe nada y se ignora que hizo para llegar a estas instancias.

Salvador Aníbal no tiene una trayectoria que resalte dentro del Partido Verde, carece de popularidad,  y a pesar de que solo amigos y familiares saben de su  vida, fue designado como candidato a la diputación, una candidatura  que más que orgullo  debería causar vergüenza a los líderes del partido.

Hasta la próxima.

 

Trienio Radio

  23.06.2018 Ferienhaus Ostsee

Huauchinango

 

 

El mejor candidato para la Presidencia Municipal de Huauchinango es

Loading ...