trienio.com.mx

Consejos para el cuidado de la piel en días soleados

Consejos para el cuidado de la piel en días soleados

Los días soleados son una suerte de paradoja. Hacen maravillas con el estado de ánimo pero pueden ser perjudiciales, incluso peligrosos, para la piel.

Los climas soleados generalmente se engloban en dos categorías: soleado y seco o soleado y húmedo, y cada uno viene acompañado de su propio abanico de amenazas. Pero independientemente del lugar en el que vivas en el mundo, lo más importante que puedes hacer para proteger la salud y el aspecto de la piel es llevar un filtro solar de amplio espectro todo el año. Es importante llevar filtro solar incluso en los días grises, puesto que los rayos del sol penetran a través de las nubes. Los filtros solares de amplio espectro protegen tanto de los rayos UVB que provocan quemaduras solares como de los rayos UVA, que potencian los signos del envejecimiento de la piel: sequedad, manchas oscuras, líneas de expresión, arrugas y, con el tiempo, flacidez. Todos estos enemigos de la belleza son consecuencia de los rayos UV, que interactúan directamente con la piel causando daños en las fibras de colágeno, y que indirectamente producen radicales libres, que dañan el ADN de la piel.

Climas soleados y secos
En climas soleados y secos como en el desierto y en algunas zonas montañosas, es fácil que la piel se reseque.

- Hidrata la piel. Puesto que el aire contiene muy poca agua, le arrebatará a la piel su humedad. Esto significa que tienes que devolverle a la piel lo que la Madre Naturaleza le quita aplicando una crema hidratante por la mañana y por la noche.

- Utiliza ingredientes esenciales. Busca una crema hidratante que contenga glicerina (para atraer la humedad hacia la capa superior de la piel), petrolato (para impedir que la humedad se escape), o niacinamida (para ayudar a mejorar la barrera natural de humedad de la piel).

Climas soleados y húmedos
En climas soleados y húmedos, la piel grasa es un problema más habitual. La humedad estimula la producción de más grasa, sudor y otras impurezas por parte de la piel que obstruyen los poros. El acné puede convertirse en un problema para ti si vives en un clima así.

- Limpia la piel para mantener el cutis limpio y fresco. Limpia la piel por la mañana y por la noche con un producto limpiador que elimine el maquillaje, el sudor y la suciedad sin resecar.

- Refresca la piel con un tónico. Si tu piel tiende a ser grasa o a tener brillos, utiliza un tónico inmediatamente después de limpiarla.

- Hidrata, hidrata, hidrata. Continúa con una crema hidratante ligera sin aceites para mantener la hidratación y conservar así toda la belleza de la piel.

Trienio Radio

  23.06.2018 Ferienhaus Ostsee

Huauchinango

 

 

El mejor candidato para la Presidencia Municipal de Huauchinango es

Loading ...